Anarquía primitiva en las sociedades de banda: organización interna, ideología supernatural y economía

por Camilo Reyes

Las sociedades de bandas: organización política y social
Primeramente, antes de detallar las características de las sociedades de bandas, debemos señalar en términos generales, que estas sociedades son un tipo de organización social humana que consisten en un reducido número de grupos familiares o de familias afines, organizadas entre sí -sin el excesivo rigor de una autoridad central- para finalidades de subsistencia y seguridad reciproca. Estas sociedades de cazadores-recolectores poseen una organización que fundamentalmente se reduce al parentesco; a la vez que se articulan ocasionalmente con otras familias.

Con respecto a la organización política de estas sociedades, cabe decir que entre los cazadores-recolectores no existen organizaciones separadas de las familias o por sobre ellas, que se dediquen a las tareas tecnológicas, o que se dediquen al intercambio económico. Tampoco existe entre ellos estructura formal, legal, ni organización gubernamental; aunque de igual modo y como sucede en cualquier sociedad, deben lidiar con problemas de toma de decisiones. Es decir, que carecen de administradores funcionarios típicos al estilo de las sociedades políticas que nosotros conocemos. Tampoco hay intermediarios de ninguna clase en cuanto a las relaciones económicas internas; no poseen especialistas para tareas económicas particulares. Más bien, todo tipo de tareas tecnológicas y económicas dependen de las mismas organizaciones parentales, y no se encuentran abocadas a instituciones, sino mas bien, se encuentran dispuestas por los contextos naturales, sujetas por la estrecha relación económica que emprenden estas comunidades con respecto al entorno natural correspondiente. Por otra parte, y frente a las conductas de miembros consideradas como “desviaciones o crímenes sociales” –y a raíz de que no existen leyes ni castigos formales-, ellos actúan de acuerdo a las normas y sanciones que imponen las costumbres. Esto último en razón de que las sociedades de bandas carecen de jefes autoritarios que dispongan de la justicia y el poder sistemático del castigo.

La estructura social interna de las sociedades de bandas, al carecer de figuras y organizaciones de autoridad permanente, hace recaer las formas de liderazgo (si es que existen), en ciertas personas carismáticas de influencia[1], que no realizan un sistemático y permanente ejercicio del poder. Más bien estas personas son reconocidas entre todos por sus cualidades admirables, por su prudencia y claridad más que por la fuerza física y el poder que puedan ejercer sobre los demás. En realidad esta clase de sociedades resultan ser resueltamente igualitarias, y los poderes de las personas particulares se encuentran bastante limitados por la acción conjunta de las familias y sus sistemas de reciprocidad. Podemos decir que, prácticamente la única división social que persiste, son las distinciones de sexo y edad en el trabajo, distinciones que se pueden divisar dentro de cualquier familia. Tareas que se muestran como apropiadas para los ancianos, adultos mayores, niños de diversas edades, y otras organizadas en torno a la especialización de tareas para hombres y para mujeres. Demás está decir que las sociedades cazadoras-recolectoras no se encuentran divididas internamente en clases de familias ricas y pobres, ni bajo ninguna distinción de clases que pueda suscitar y mantener un régimen de propiedad privada. Los cazadores-recolectores, si bien poseen utensilios personales [tales como hachas, armas, adornos, trajes, amuletos, entre otros], estos son considerados como posesiones y no representan, ni se confunden de modo alguno, con algún régimen de propiedad privada de la posesión de la tierra (agricultura) o del trabajo (industria), debido a que sus formas de vida (de caza y recolección) a penas le alcanzan para subsistir y obtener lo suficiente para acumular una pequeña cantidad de excedente dispuesta para las relaciones reciprocas de intercambio con otras familias.

En cuanto a sus formas económicas de intercambio de bienes, siempre se llevan a cabo en términos de reciprocidad y nunca comercialmente. Dependiendo de las formas sociales especificas de cada una de estas sociedades, la reciprocidad se ejerce de un modo más o menos generalizado entre varias familias o de forma más especifica entre dos familias. Las obligaciones sociales de cada comunidad (derivadas de su forma de vida social-natural) dominan y regulan las formas de reciprocidad. Y solo entendiendo a la economía en su sentido clásico y acepción más amplia, es decir, como las actividades materiales y de sostenimiento de la vida de una comunidad, es que podemos llegar a entender las formas de intercambio entre familias como una forma económica: la reciprocidad familiar existe y domina en este tipo de sociedades itinerantes. Es decir, que el propio campo de la economía, entendida en un sentido moderno, no logra capturar la esencia de estas formas de economía natural. Al realizarse intercambio de productos [entre familias o bandas], bajo todo tipo de criterios sociales generales y amplios, el acto económico, tal como lo conocemos en el sentido moderno y capitalista, termina implicando necesariamente los aspectos sociales propios que escapan a su dominio disciplinar. Estos aspectos que escapan de hecho tienden a dominar profundamente las relaciones de intercambio entre las familias. Dependiendo de los rangos de parentesco, de los sentimientos implicados en la relación de las familias que intercambian productos, así como de una cierta estimación reciproca en los intercambiadores, que ronda entre la “modestia” y la “generosidad”, se realizan las formas económicas suscitando en sí toda una dimensión social por medio de las formas sociales que adquieren los intercambios.

En cuanto a la relación de los cazadores-recolectores con el entorno natural, debemos señalar que ellos, en desarrollo existencial de sus vidas, se encuentran directamente relacionados y confrontados con la naturaleza [el medio ambiente particular que habitan]. De esta relación surgen una gran cantidad de conocimientos naturalisticos o de la naturaleza. Con respecto a la expresión de este conocimiento existencial -en el contexto de la explicación o los modos que tienen estos pueblos de explicar estos conocimientos derivados de la existencia-, podemos decir que tienen construyen y producen una explicación antropomórfica y supernaturalistica de la naturaleza. Antropomórfica porque atribuyen características y cualidades humanas a los animales de otras especies, objetos y fenómenos naturales. Supernaturalistica porque en el intento de dominar [controlar o influir] a la naturaleza, conciben que todas las cosas en esta, tienen un espíritu de alguna clase, susceptible de ser manipulado y empleado para su dominio. Mientras que las ideas naturalistas se revelan en las cosas y aspectos de la naturaleza, refiriéndose a sus propiedades, las ideas supernaturalistas se construyen verbalmente, y prácticamente no tienen límites en su composición. Al ser este conocimiento natural muy restringido por la casi completa ausencia de tecnología, su conocimiento supernaturalistico de lo natural, de lo sobrenatural, resulta ser cuantioso.

[1] Segun Elman R. Service, una persona de sexo masculino y de edad avanzada tiene por virtud de su rango social mas posibilidad de encontrarse en una posición de influencia política que las mujeres o los jóvenes.

ideología supernaturalistica

Para entender el concepto de ideología supernatural debemos entender que una función importante de la ideología en las sociedades de cazadores y recolectores, es la simple explicación de los conocimientos naturales. Estos conocimientos son existenciales, y aquí cabe decir que estas explicaciones pueden ser naturalisticos y supernaturalisticos. Las explicaciones naturalisticas están limitadas como filosofía, y en cambio, las supernaturalisticas están bastante extendidas. Por ejemplo, con respecto al primer grupo: no existe especialización en el uso de ciertos espacios debido a que la tecnología es rudimentaria [ausencia de abstracción como generalización de la aplicación de un principio], los sistemas de numeración son bastantes simples [sistemas de 5 y 10, 5 y 20, 6, binarios, etc.], y no existe necesidad de medir el tiempo [debido a que las actividades que se realizan son esporádicas más que repetitivas]. Con respecto al segundo grupo, en cambio, el campo de acción es más amplio e implica procesos altamente determinados; el supernaturalismo generalizado. Aquí debemos considerar en razón de lo dicho, que estas sociedades, en su intento por controlar la naturaleza, lo hagan mayoritariamente por medios sobrenaturales que por medios naturales. Se parte porque cada cosa de la naturaleza posee un espíritu que no solo es la explicación de las características de la cosa, sino que además provee a los seres humanos los medios para poder influir en ella y controlarla en cierta medida. Los espíritus que se hallan presentes en las cosas, son espíritus individuales [con atributos y personalidades singulares] que pueden ser contactados por cualquier persona. Paralelamente, tampoco existe una jerarquía de espíritus entre estos –en contraste con la teología medieval [con los demonios a los pies, los ángeles en medio y finalmente con Dios a la cabeza de la jerarquía]. No existe jerarquía sin embargo distinguen grupos: existen además, dentro de estos, los llamados espíritus especiales (E. B. Tylor) o totémicos, que se encuentran emparentados o descienden de una especie particular de animal o planta.

Otra creencia supernaturalistica es que los seres humanos también poseen espíritus o almas, y esto tiene consecuencias importantes para la existencia: la muerte, la enfermedad, los sueños, los fantasmas y la creencia en la otra vida se encuentran pendientes de las actividades del alma humana. Estas características del alma se encuentran relacionadas con aspectos de control, principalmente los aspectos más terribles de la existencia como lo son la muerte o la enfermedad. Por esta razón existe, curiosamente para las sociedades de bandas, una forma universal de control que es el chamanismo. Si atendemos a lo que anteriormente dijimos de que cualquier persona con los medios adecuados puede establecer contacto con el mundo de los espíritus, debemos agregar que existen personas con la capacidad de persuadir a otras de que ellos pueden establecer contacto con ese mundo, de un modo más profundo. De aquí surge la figura del chaman, que sería algo así como la persona más especializada en establecer ese contacto. Cabe decir que el chaman no es un especialista profesional, así como podría llegar a ser un sacerdote y a constituir una clase sacerdotal especifica, y solo es un especialista de tiempo libre ya que la economía de estas sociedades no alcanza tal punto de acumulación de reservas como para permitirse la liberación del trabajo de un cierto grupo de individuos dedicados al ocio. El chaman caza y pesca al igual que el resto de la gente, aunque además es un practicante religioso.

La forma caracteristica de contacto chamanico con los espiritus es la posesión, ceremonia ritual que consiste en que el chaman use su cuerpo como médium de expresión [su cuerpo y su voz], ceremonia que además incluye la danza, el canto y el baile. Otras veces es el propio espíritu del chaman es que es liberado del cuerpo para viajar al mundo de los espíritus para averiguar la causa de una enfermedad. El trabajo normal del chaman es el de diagnosticar y curar la enfermedad. He aquí que su figura entre en contraste con la del brujo, que por lo general, también a partir de un control de los espíritus puede llegar a causar la enfermedad y la muerte.

Por último, cabe volver a recordar que el chaman no es ningún funcionario sacerdotal, y que por ejemplo, las ceremonias religiosa de importancia social –si es que las hay-, son presididas por los ancianos y no por los chamanes.

*                   *                   *

Todo lo que hemos dicho anteriormente, con respecto a la ideología supernaturalistica solo incluye un aspecto de la ideología, que se corresponde con la función existencial de la ideología. Aun nos queda por describir la parte normativa de esta, y para hacerlo nos bastara con decir que la ideología normativa en las bandas es familística: esto quiere decir que considera el amor, la generosidad, la ayuda mutua y la cooperación entre el grupo familiar. Ahora, es importante aclarar que estos sentimientos y valores no son predicados ni impuestos con amenazas de sanciones religiosas, porque no necesitan serlo, tomando en consideración que no existe un contexto de comportamiento que sea más amplio e impersonal y en el que por lo tanto, resulte difícil practicarlos.

Estos valores no se enseñan, como en nuestra sociedad, en un contexto supernaturalistico de predicas de moral y virtudes éticas abstractas [digamos como se realiza en iglesias o escuelas], en cambio todo se enseña de modo formal, describiendo las formas de comportamiento que se requieren. Es decir, que las formas de comportamiento ideales determinan el comportamiento moral o ético que se seguirá. Las formas devienen al acto. La etiqueta cobra una vital importancia como aspecto formal de la moralidad: la forma de referirse a la madre, al padre, a los hermanos y hermanas, al suegro y la suegra, etc. La ética en su sentido abstracto, ampliada a la sociedad en su conjunto mas allá de las familias, como nosotros la percibimos contemporaneamente, no significa mucho en la existencia de las bandas, pues como ya hemos mencionado anteriormente basan su unidad en el parentesco, y toda ética en el sentido práctico se aplica a la familia y los amigos íntimos y nunca se extiende a los extranjeros.

También y como último elemento principal de composición de la ideología supernaturalistica característica de las sociedades de bandas, debemos mencionar las expresiones artísticas de estos pueblos, expresiones como el mito, el rito y la ceremonia, el canto y la danza, etc. De estas forma de expresión debemos considerar los siguientes aspectos: (a) los mitos: encierran historias sobrenaturales sobre el origen, relato de héroes que crearon a la gente del pueblo, las costumbres, el fuego, las artes, modelaron el paisaje para la caza etc.; (b) el ritual y las ceremonias: simbolizan los sentimientos sociales y los que influyen de algun modo en el mundo espiritual y en la sociedad de los participantes; (c) el ritual va estrechamente ligado con el canto y la danza; (d) existen teorías que ponen al mito delante del rito, y otras (Radcliffe-Brown) al mito como una realización a posteriori en relación al rito.

De acuerdo con la función social normativa de la ideología, el rito y la ceremonia serian anteriores al mito, en tanto, estos tienen funciones sociales importantes, en tanto pueden sumergir a los individuos involucrados en ellos en procesos espirituales superiores, al modo de instrumentos de un orden a la vez, natural y supernatural. En este caso, este orden supone las exigencias de la vida familiar y nunca las de una institución externa a esta [ya sea un gobierno o una iglesia]. Por esta razón, es que las siguientes clases de rituales son de vital importancia para el mantenimiento del orden familístico; los llamados ritos de crisis vitales o ritos de pasaje [rites de passage]: (1) rituales relacionados con el nacimiento; (2) rituales de matrimonio; (3) rituales de la muerte, y; (4) rituales del paso de estado de niñez al de adolescencia. De lo anterior, Elman R. Service, distingue entre estos a los tres primeros del cuarto tipo debido a que los tres primeros son rituales de carácter individual, y a que acontecen esporádicamente, mientras que el cuarto tipo, la iniciación de adolecentes o los ritos de la pubertad, se dan en un contexto de crecimiento fisiológico que se logra de modo gradual, además de que se dan de modo transversal a las familias…. Uno o dos años de diferencia entre los iniciados no hace la diferencia para acceder al rito. De este modo es posible lograr una gran celebración para adolecentes de diferentes edades y familias. El carácter transversal del mito apoya la tesis de que estos rituales son los de mayor importancia para estas sociedades, mientras que los tres primeros tipos de ritual afectan mas personalmente y directamente a las familias involucradas que a los parientes lejanos.

Los rituales más elaborados entre las sociedades de bandas, son los que se refieren a la iniciación de los muchachos a su etapa adulta. Caracteristicas generales de este rito son: i) ordalías físicas, tales como la escarificación, ii) apartar a los muchachos de la compañía de las mujeres y los niños para impartirles la secreta doctrina religiosa conocida solo por los hombres. Este elemento es de trascendental importancia pues, luego de estos rituales el muchacho pasa a formar parte de la sociedad de hombres, alterando las relaciones naturales de relacionarse con las mujeres, imponiéndose otro tipo de relación.

A continuación, y para concluir las explicaciones sobre los ritos en las sociedades de bandas, paso a reproducir de manera abreviada la serie de ritos que componen al ritual de iniciación adulta en los pueblos primitivos de Australia, para graficar mejor los elementos expuestos:

(1) La partida del novicio: el novicio es separado de la familia para unirse con otros muchachos con los que comparte la iniciación. Las madres lloran, mientras los ancianos que lo han separado de la familia lo pintan con dibujos rituales, lo lanzan al aire, muerden su cuero cabelludo hasta que fluye sangre para luego agujerear su tabique nasal.

(2) La bienvenida ceremonial: los novicios llegan al lugar acordado para la iniciación, inician un combate ritualizado después del cual los viejos rencores son olvidados y se organiza una gran fiesta.

(3) La ceremonia de la muerte: después de que el novicio pasa por la ceremonia que se parece al ritual de la muerte del niño, este simbólicamente regresa como adulto.

(4) Las operaciones rituales: se practica la circuncisión a los niños. En otros se le hacen cicatrices o se les arranca un diente incisivo.

(5) La reclusión: durante a lo menos un periodo extendido de un año, se simboliza que los niños han muerte, se les encierra en un lugar secreto, cada uno atendido con un instructor especial, se les enseña cosas sobre las costumbres sociales y se les da a conocer los lugares sagrados.

(6) La ceremonia de la sangre: los ancianos se extraen sangre del brazo para ungirla en los novicios. Algunos hasta la beben. Los ancianos también beben la sangre de otros. Esto se hace con motivo de unir a los iniciados con los ancianos.

(7) La ceremonia del fuego: ritual del tipo ordalía durante el cual los iniciados deben pasar a través del humo, o sobre carbones y cenizas, mientras le lanzan carbones.

(8) El lavatorio: es un ritual de purificación del mundo sagrado al que han estado expuestos como muchachos. Al concluir este, los jóvenes iniciados pueden regresar a su hogar, y lo hacen como si estuviesen regresando de la muerte.

Un ejemplo de sociedad de bandas: los Selk’nam
Los Selk’nam -habitantes primitivos de la Isla Grande de la Tierra del Fuego-, se ven enfrentados al clima del extremo meridional, clima que propicia un tiempo insoportable, un cielo desapacible y una tierra que se niega a proporcionar una cosecha digna de ese nombre –según nuestro autor. El hombre fueguino, para encontrarse satisfecho con su existencia, ha tenido que acostumbrarse al duro clima y crear armas y utensilios para conseguir con el más mínimo esfuerzo el mayor éxito en su vida cotidiana, en la caza y la recolección.

La forma de vida característica de esta sociedad es la de un nomadismo cazador, casi exclusivamente basado en la caza inferior del cururo en el norte de la isla y del guanaco en el sur, foco económico principal que hace posible la existencia de bandas vagabundas, como familias más o menos aisladas entre sí. También se da la caza de diferentes especies de aves. La escasez de alimento es lo que permite el constante deambular de estas bandas, a la vez que no permite ningún asentamiento fijo.

Para la confección de sus objetos usuales y la preparación de la materia prima, cada familia depende de sí misma: cada cual es artífice de su propia fortuna. Para esto la familia es una cerrada comunidad de trabajo que labora con independencia de las demás familias. Dentro de esta comunidad, no existen diferencias de clases ni autoridad superior común a todas las familias.

Para Gusinde, hombre europeo y occidental, los bienes materiales de los Selk’nam son un indicio de su grave pobreza y modestia, sin embargo, también destaca el atributo de que los fueguinos son felices con su existencia, en su precariedad, pues, después de todo, la naturaleza lo provee de lo necesario para vivir. La búsqueda constante de los medios de subsistencia obliga a las familias aisladas a moverse continuamente de un lugar a otro, pues por ejemplo, los guanacos al pastar, cambian constantemente de lugar. Por ende, es muy poco probable que estas familias puedan llegar a juntarse en un lugar durante mucho tiempo, debido a las condiciones de caza irregular.

También, a raíz de esto, la vivienda de los Selk’nam tiene que ser adaptada para la vida errante de las familias. Dos tipos de viviendas se corresponden con las condiciones y las formas de vida de estas bandas: en el norte, la vivienda cobra forma de refugio contra el violento viento frio, como una pared; mientras que en sur, la construcción toma la verdadera forma de una cabaña circular que permite proteger a las familias contra las tormentas y granizos, la lluvia y la nieve. Todos colaboran en la construcción desde los niños a los adultos. Esta cabaña cónica de la gente del sur posee la superficie y la estabilidad de la que carece la gente del norte, por no tener a su alcanza la materia prima para fabricar las cabañas –el grueso tronco de haya. Estas viviendas se pueden desarmar y armar fácilmente, lo que permite el éxito y rápido traslado de ellas.

Con respecto al aprovisionamiento de la leña necesaria para capear el frio, a los habitantes del sur se les presenta en grandes cantidades, mientras que los del norte deben contentarse con la leña menuda y pequeña de los matorrales. Entre sus pertenencias los Selk’nam han producido encendedores que les permiten hacer el fuego, aunque por lo general, la mujer es quien conserva el fuego en el hogar, debido a que de igual manera es difícil de hacer.

Otro medio de capear el frio consiste en la utilización de cobertores [no son propiamente  ropas, pues solo van por encima de él dejando desnudas las otras partes del cuerpo] de piel de guanaco. Curiosa es la reacción y sorpresa de nuestro autor ante los palabras de los Selk’nam, debido a que él como europeo usa la piel de los animales con la capa de lana hacia dentro, mientras que estos indígenas lo utilizan con el pelaje hacia afuera, pues no las usan fundamentalmente para sortear al frio sino que mas bien al viento y la lluvia. Sin embargo, cuando el frio se vuelve demasiado insoportable, los Selk’nam cubren su cuerpo con una mescla de arcilla carbonizada y grasa de guanaco, extendiendo una gruesa capa de esta por casi todo el cuerpo. Este es su verdadero medio de poder sortear al crudo frio que azota la zona. A pesar de ello, nuestro autor, siente gran impresión por la desnudez o mejor dicho la falta de abrigo con el que viven estas bandas bajo el duro clima del extremo austral. Tambien le sorprende el que no atiendan bien a su higiene personal, soportando la suciedad de los cuerpos untados en grasa, aunque reconoce que felizmente, ante la precariedad de los medios para la limpieza general, el clima de lluvias constante siempre los limpia de los pies a la cabeza.

Entre los Selk’nam no faltan el arreglo corporal, objetos de adorno, etc.

Con respecto a la caza, ellos tienden a caza y matar a los animales con los más rudimentarios sistemas. El autor deduce que no existe un método de caza especial. El cazador sale acompañado únicamente de perros los cuales al descubrir una pista conducen al cazador a su presa, por ejemplo, un guanaco, el cual es alcanzado por medio de una flecha a una distancia aproximada de 20 a 30 metros, en pleno cuello del animal. Al cazar un animal, felizmente, el hombre fueguino puede descansar por unos días de su actividad, hasta que al terminarse el botín se ve necesitado de volver a salir a cazar. Para la caza del cururo en cambio, deben utilizar otro tipo de medios: como este animal es de vida subterránea, el aborigen debe descubrir el nido de este roedor, enterrando una vara puntiaguda en el suelo. Una vez descubierto el nido y mientras el animal duerme en él, el fueguino empuja violentamente la capa de tierra de encima del nido atrapando al cururo.

¿En qué consiste la economía de la sociedad de bandas?

Lo primero que debemos decir es que el alimento constituye el foco principal de la vida económica entre las bandas primitivas. Las duras condiciones naturales que enfrentan directamente a hombre y naturaleza, hacen que obtención de este constituya la mayor de las empresas económicas en estas sociedades. Es decir, que no existen grupos determinados, profesionales, que se dediquen a conseguir el alimento, mientras otros miembros realizan actividades desligadas de este foco económico. No existe tal división del trabajo en estas sociedades. Como ya mencionamos anteriormente, a raíz de que la unidad primordial de estas sociedades se basa en el parentesco, las únicas divisiones que persisten son de carácter domestico: según la edad y sexo.

Los hombres se dedican a la caza mientras las mujeres se ocupan de la gestación y el cuidado de los hijos, lo que deviene que se ocupen también de la recolección de los alimentos vegetales. La tarea económica de la mujer es importantísima, en cuanto a las labores internas de las familias, pues sin esta actividad económica, ninguna de estas sociedades de banda podría sobrevivir, pues la dieta vegetal constituye una parte importante de la dieta familiar (70% u 80% de la alimentación), mientras que la del hombre, la caza, se concreta más o menos esporádicamente. Lo que distingue la labor del hombre de la labor de la mujer, es el carácter social de la caza: para poder cazar, los hombres necesitan, muchas veces, formar un equipo de caza debido a las difícil circunstancias impuestas a los hombres por la naturaleza.

La productividad del trabajo en estas sociedades, es muy baja a causa de la limitada tecnología. Las limitaciones tecnológicas más importantes son las que se refieren a la preservación y almacenamiento de los alimentos como la carne y el pescado, además de los vegetales, también muy difíciles de almacenar y conservar. Por ende, la mayoría de los alimentos se estropean. Esto genera que el proceso de productividad este determinado por la tónica de que una actividad económica (caza, pesca, recolección, etc.) cesa hasta que se terminen las reservas y se reanuda cuando estas se terminan. No existe posibilidad alguna de acumular. La acumulación de bienes provoca desconfianzas entre las bandas, a la vez que reduce la estima y el prestigio de quien acumula.

Una banda o familia puede gozar de la abundancia de una clase de producto en una época determinada, mientras que en otra sufrir la escasez de muchos otros. Por lo tanto el intercambio de alimentos constituye la base de las relaciones económicas entre las sociedades de bandas para lograr una unidad amistosa. Los intercambios se realizan efectivamente porque son necesarios para la subsistencia. Un aspecto subjetivo del intercambio consiste en la negación del egoísmo economicista de la aspiración a la ganancia económica; en cambio, admiran valores tales como la reciprocidad, la generosidad, a la vez que dan por supuesta la hospitalidad, castigando el aprovechamiento en el intercambio. Quienes realizan el intercambio dentro de estas sociedades por lo general son parientes [de los más cercanos a los más lejanos]. De este modo, en la vida de las bandas se pueden dar tres tipos de reciprocidad [el intercambio de bienes, favores y trabajo]: reciprocidad generalizada, compensada y negativa. La generalizada es una forma de intercambio basada en la presunción de que la devolución ocurrirá a la larga, la compensada implica un intercambio directo y explicito (ideal) en cuanto a la satisfacción de las dos partes implicadas en el intercambio, mientras que la negativa implicaría naturalmente la falta de reciprocidad, el robo y la apropiación violenta de los bienes. La reciprocidad generalizada se realiza con los parientes más cercanos, mientras que la compensada, entre familias más distantes e incluso extranjeras, y se realiza como medio de preservar la paz y mantener buenas relaciones con los vecinos. Debemos recordar que, principalmente todas las relaciones de intercambio se dan en términos del parentesco. Los atributos apropiados de una comunidad de parentesco, para todos los individuos en relación al intercambio, son el deber y la obligación de compartir la caza con toda la comunidad [obligaciones específicas con respecto a parientes particulares o visitantes]. La caza de un gran animal implica la distribución por todo el campamento en porciones según estas prescripciones. Por medio del alimento, en el acto de “comer juntos” entre el campamento, se realiza la mayor expresión de sociabilidad familiar en extensión. De este modo el compartir este alimento incentiva la sociabilidad entre los pueblos más lejanamente relacionados. El dar y recibir bienes simboliza relaciones amistosas entre las bandas.

Con respecto al tema de la propiedad privada debemos decir dos cosas: (1) En cuanto a los recursos naturales debemos decir que son propiedad colectiva o social de las bandas [con la repartición territorial de los árboles frutales -que en mi opinión, y al contrario de lo que piensa Service, es una consecuencia de la propiedad colectiva y no un tipo de restricción impuesta a ella]. En la banda primitiva no se le niega a nadie el acceso a la naturaleza ya que ningún individuo la posee. Prevalece la cooperación -que el autor ve como obligación de compartir los bienes-, en razón de que todo poseedor no puede tener derecho absoluto sobre los bienes de la naturaleza. Nadie es el propietario absoluto de esta clase de bienes. (2) Los cazadores-recolectores poseen cosas de uso personal, lo que equivale a decir que, en términos legales, poseen propiedad personal; todas aquellas cosas que son hechas y usadas individualmente: armas, cuchillos y rascadores, vestimenta, ornamentos, amuletos y cosas parecidas.

+++++++++++++++++++++++++++++++

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s