El imaginario político del Movimiento de Izquierda Revolucionaria [MIR]. Continuidad y ruptura en sus ideas y estrategia (1965-1969). parte 1 – por Camilo Reyes Valle

  1. Periodización:

 

Este trabajo sobre el imaginario político del MIR, comprende un periodo de investigación que abarca desde el Congreso Fundacional realizado el 15 de agosto de 1965, hasta la división del MIR el 27 de julio de 1969. Este periodo ha sido tomado como objeto de investigación, debido a que durante el desplazamiento temporal que comprende este vector, se realizan dos procesos fundamentales:

 

(a) por un lado, de 1965 a 1967, se desarrolla un proceso de unificación de dos grandes bloques de la izquierda revolucionaria que comprende a: (i) el Movimiento de Fuerzas Revolucionarias (MFR) liderado por Clotario Blest, que agrupa a obreros sindicalizados, al Movimiento Libertario 7 de Julio liderado por Ernesto Miranda, a ex militantes de la juventud radical, al Partido Obrero Revolucionario (POR), a trabajadores sin partido, todos grupos que se reagruparon en 1963 bajo el Partido Socialista Popular (PSP), sumados al Movimiento de Independientes de Izquierda (MIDI), a militantes del movimiento de pobladores orientados por Víctor Toro, a ex militantes de la juventudes del Partido Socialista de Santiago, a la Organización Socialista de Izquierda (OSI), y el Comité Regional del PS de Coquimbo, y (ii) la Vanguardia Revolucionaria Marxista (VRM) liderada por Enrique Sepúlveda, que unifico en sí, a la Vanguardia Nacional del Pueblo, a ex militantes del PC que habían formado el Movimiento de Resistencia Antiimperialista (MRA), a el Partido Revolucionario Trotskista (PRT), y al Movimiento Revolucionario Comunista (MRC).

 

(b) por otro lado, el segundo proceso comprende el periodo desde 1967 a 1969, periodo en el cual se comienza, y termina de fracturar tanto ideológica como estratégicamente al MIR, esto a partir del 3er Congreso en que asume la mayoría “no-tradicional”, comandada por Miguel Enríquez, provocando la salida voluntaria de Oscar Waiss y Enrique Sepúlveda, así como el Movimiento 7 de Julio, momento en el cual la minoría tradicional se organiza como oposición dentro del MIR, proceso que culmina con la expulsión definitiva del grupo tradicional, del Movimiento de Fuerzas Revolucionarias (MFR), es decir, de personajes como Luis Vítale, Clotario Blest y Humberto Valenzuela, por necesidades estratégicas definidas por el Comité Central.

 

 

  1. Contextualización del periodo:

 

(a) Contexto político nacional: el gobierno de Frei Montalva, con sus simbólicas y débiles reformas, entre las cuales cuenta la chilenización del cobre (25 de enero de 1966) y la reforma agraria (16 de julio de 1967), así como el desencanto de los militantes y grupos de bases que tenían puestas sus esperanzas en el gobierno de la Democracia Cristiana, y que decepcionados de su actuación en el gobierno, comenzaron a migrar hacia grupos más radicalizados, y también hacia movimientos y grupos afines con la nueva candidatura de Allende.

 

(b) Contexto político internacional: aunque no comprende este periodo descrito por nosotros, es necesario recalcar la influencia decisiva de la Revolución Cubana en los movimientos sociales y políticos de Latinoamérica, tanto para (i) la conformación de grupos guerrilleros en América Latina que se fueron consolidando (grupos como el MIR chileno y peruano, el ELN en Colombia, el MNR boliviano, movimientos de liberación en Guatemala y Venezuela, etc.), y por otro lado, para (ii) la conformación de la nueva estrategia norteamericana de intervencionismo [el proyecto de crear una fuerza interamericana militar], para detener los procesos revolucionarios en América Latina, como el golpe militar ocurrido en Brasil, entre 1965-1966.

Entre otros acontecimientos importantes ocurridos a nivel internacional podemos contar, de 1965 a 1969: Indira Gandhi llega al poder en la India; Camilo Torres muere peleando tras fundar el ELN colombiano; el adentramiento y muerte de Ernesto Che Guevara en Bolivia; la invasión de Checoslovaquia (1968); mayo del 68’ en Francia; oleada de huelgas y manifestaciones en México, con un saldo de 500 personas asesinadas; la intervención y dictadura militar en Perú; el impacto de los robos y recuperaciones del ELN Tupamaros en Uruguay; la muerte de Martin Luther King.

 

 

  1. Esbozo de la investigación:

 

Durante este periodo, entre sus dos procesos singulares y globales descritos (“unificación” de 1965-67 y “ruptura” de 1967-69), se produce el giro estratégico del MIR (a partir del 3er Congreso de 1967), en dos frentes presupuestos y recíprocos, que son las principales materias sobre las que centrare mi análisis: (i) la orgánica del MIR, y (ii) su estrategia política. Esto implicara desarrollar un análisis del imaginario político de los a partir del pensamiento de los integrantes del MIR, imaginario reflejado en sus escritos, centrando mi análisis en la Revista teórica Estrategia (dirigida por Oscar Waiss), recipiente teórico del movimiento desde 1965 a 1967 (momento en que concluye la participación de Waiss en el MIR, con lo cual culmina, consecuentemente, la publicación de esta revista), para entender la continuidad y la ruptura de este imaginario, es decir, las dos estrategias revolucionarias que se comienzan a expresar y a enfrentar hasta la expulsión definitiva en 1969, de “la fracción minoritaria”, por la toma de poder absoluta y burocratización efectuada por “la fracción mayoritaria”.

El primer punto de análisis (el de la orgánica del MIR), incluye la pérdida del sistema del “centralismo democrático” [sistema de democracia partidaria interna, por el cual se esperaba lograr una coordinación democrática de las distintas y variadas facciones integrantes del MIR, para poder lograr una centralización de las acciones y políticas resueltas por las bases], en favor de un sistema verticalista dirigido de arriba abajo por el Comité Central [la imposición centralista y jerárquica, que tiende a la sustitución de los dirigentes surgidos de las propias organizaciones de base por los dirigentes impuestos por el propio partido], lo que supone el fin de la realización de los Congresos Nacionales, la no-elección democrática y periódica del secretario general y del Comité Central del MIR, por el consecuente paso a la clandestinidad del MIR, es decir, por la sustitución y organización de la estructura militar-burocrática del partido, etc.; mientras que el segundo punto (de la estrategia política), incluye la adopción de la vía armada como de la apertura de un foco guerrillero, y la derrota de la postura tradicional (es decir, de la tesis tradicional de “la inevitabilidad de la lucha armada”, como proceso que debe desencadenarse solo ante un incremento de la influencia política del MIR, de un avance sobre las bases sociales obreras principalmente).

Sobre estos puntos centrare mi análisis, para poder comprender el alcance de los dos proyectos que se desarrollaron en el seno de la organización del MIR. Tratare de identificar, desde una perspectiva interpretativa anarquista, las tradiciones revolucionarias que se conjugan en torno al marxismo-leninismo, desde una perspectiva antiautoritaria, para poder otorgar más que un sentido descriptivo y estático al análisis organizacional del MIR, un sentido crítico de movimiento, en cuanto a los problemas de organización planteados por algunos de los exiliados y marginados del partido (de Luis Vítale y Humberto Valenzuela), pues estoy consciente que tal postura interpretativa, se encuentra más que ausente en la corriente historiográfica tradicional, ya sea liberal o marxista, y merece ser registrada para ampliar y superar el campo interpretativo normal y oficial.

 

 

*          *          *

 

Breve análisis de textos Por Camilo Reyes

 

 

  1. Introducción

 

Dentro del espectro de integrantes leninistas y trotskistas que integro el MIR, entre 1965 y 1967, se encubro la figura de Oscar Waiss Band, militante proveniente de la Oposición Comunista Internacional, que participo como propietario y editor de la revista teórica del movimiento, llamada Estrategia, que extinguió su publicación al salir Waiss de las filas del MIR, tras el 3er Congreso.

Sobre este autor enfocare mis análisis de material, sobre dos textos importantes escritos por este autor, entre el proceso de unificación del MIR y las primeras expulsiones: (1) el primero, es un texto publicado en 1961, llamado Vía pacifica o revolución. Ni dogmatismo, ni revisionismo: leninismo, texto que se enmarca en el contexto de los primeros pasos hacia la unificación de la izquierda revolucionaria, y (2) un textos publicado en la mismísima revista teórica Estrategia titulado La metamorfosis del reformismo.

El elemento común en estos dos textos escritos durante el periodo por Oscar Waiss, es la brutal critica arrojada sobre el reformismo, que es la pretendida vía pacifica de la transformación. Entre el primer artículo del 61’ y el del 65’, se puede notar el esfuerzo por ahondar profundamente en los caracteres reformistas y verdaderamente revolucionarios de la izquierda, distinguiendo las labores de ambos tipos de partidos, los tradicionales y los revolucionarios, a partir del leninismo, que es la teoría revolucionaria que entrega las herramientas para entender tal distinción entre una aspiración política burguesa y una proletaria. Esto se demarca por medio del tema de la extinción del Estado: de un lado, el reformismo propugna una vía al socialismo sin la previa destrucción del Estado burgués, que mas bien debe extinguirse paso por paso (concepción que Oscar Waiss, denuncia como no-marxista), mientras que de otro, del lado del pensamiento de Waiss y de acuerdo con los postulados del leninismo, Marx y Engels, el Estado burgués debe ser aniquilado por un proceso revolucionario para la instalación del Estado proletario, que es el verdadero Estado que debe extinguirse paulatinamente.

Bueno a continuación os dejo con mi análisis de los textos de Oscar Waiss en que profundiza estos temas, en los cuales se verá la similitud y continuidad entre su pensamiento en 1961 y 1965.

 

 

  1. Análisis de la posición frente al problema de la conquista del poder,

 y la traición de los partidos reformistas (PC y PS)

 

Lo que hasta promediar el año 1960 podía considerarse como desviaciones oportunistas, se ha transformado de una manera irreversible en traición política y teórica que ha convertido, tanto el Partido Comunista como al Partido Socialista, en apéndices del régimen de la democracia burguesa. Es decir, la metamorfosis se ha consumado, y el lugar de la vieja social democracia, con su insondable abismo de corrupción y de ilusiones en las reformas concebidas por los órganos del poder burgués, ha sido ocupado en gloria y magestad por los partidos tradicionales de la clase obrera.” (Estrategia, N°1)

 

La posición teórica que se tenga frente al problema de la conquista del poder (vía pacifica o revolución), está ligada indisolublemente a la que se defienda en el dilema de la coexistencia o la guerra, porque los principios que se acojen para una, son los que se esgrimen en la otra. Solamente quienes carecen de toda formación política marxista pueden llegar a soluciones contradictorias en estos dos aspectos, o sea, resultar defensores de la coexistencia en el plano internacional, al mismo tiempo que en el terreno nacional, combaten a los “pacifistas”. Igualmente, solo de una firme actitud en ambos problemas, puede derivar una clara comprensión de la esencia del frente de trabajadores, como antídoto del frente de liberación nacional, antesala de la llegada al poder “a través de las urnas.” (Vía pacífica o revolución, pág. 7-8)

 

Conclusión: De estas citas, se puede notar claramente la posición de Oscar Waiss frente a los partidos tradicionales que optaron por la vía pacifica o del reformismo, el Partido Comunista y el Partido Socialista, como bien explicita en la primera cita. Por esto, menciona en la segunda cita, la necesidad de oponer un frente de trabajadores al frente conformado por estos partidos tradicionales socialdemócratas ya mencionados. Esta posición antagonica se deriva del problema principal de la conquista del poder, y del tema de la coexistencia y la guerra. Estos rasgos antagonicos implican las siguientes oposiciones teoricas: frente a la toma del poder, el dilema de la coexistencia y la guerra, estrategia leninista y estrategia socialdemócrata.

 

 

  1. Hecho falso de la Vía pacifica, y el hecho de la revolución cubana

 

   “Se empieza por sostener un hecho falso (…) En cuanto a las condiciones “especificas” de Chile, la experiencia nos enseña que en ningún país de América Latina han sido posibles transformaciones más o menos profundas sin una previa revolución, y el caso de Cuba es un hecho demasiado importante para que prescindamos de él con el simple argumento de que se trata de un fenómeno… cubano. Con razón pudo decir recientemente Silvio Frondizi, de regreso de un viaje a ese país: “La tragedia de los comunistas es la de  que deben aplaudir la revolución, pero al mismo tiempo deben limitarla en sus alcances continentales Su fórmula es vivar la revolución cubana… pero en Cuba; en los demás países, reformismo a todo vapor”.”

(Vía pacífica o revolución, pág. 14-15)

 

 

  1. Democracia burguesa, el sufragio universal y la dictadura

 

“En la democracia burguesa, el sufragio universal está condicionado a la necesidad de esfumar la verdadera fuerza de las masas, a través de toda clase de trabas, limitaciones y embustes; pretender “purificar” el proceso electoral es pedirle al Estado burgués que se niegue a sí mismo.” (Vía pacifica o revolución, pág. 18)

 

La democracia, según el marxismo, es una forma política que emplea el Estado para regular las relaciones entre las clases sociales que integran la nación; hay, pues una democracia  burguesa, utilizada por el Estado burgués para mantener dominada a la mayoría formada por trabajadores; (…) cuando la democracia burguesa resulta impotente para contener el avance de las masas, la burguesía evoluciona rápidamente hacia la dictadura o el fascismo, clausura los parlamentos, elimina su controlado y limitado sufragio universal y aplasta brutalmente la organización popular; esta es la razón por la que se mantiene, en los Estados burgueses, la reivindicación obrera de las “libertades democráticas” (…)”

(Vía pacífica o revolución, pág. 17)

 

 

  1. Revolución y democracia proletaria

 

“(…) hay una democracia proletaria, que funciona en los Estados obreros, para reprimir por la fuerza a la minoría expropiada que conspira para recuperar el poder; (…) cuando una democracia proletaria termina por eliminar hasta los residuos de las clases parasitarias (esta es una hipótesis teórica aun no experimentada en la historia) el Estado se “extingue”, porque ya no existe una minoría a la que controlar y destruir y con el Estado proletario se extingue la democracia proletaria, o sea a la igualdad formal entre los individuos sucede la igual real, “de cada uno según sus facultades, a cada uno según sus necesidades”.”

(Vía pacífica o revolución, pág. 17-18)

 

Conclusión: Se puede distinguir una democracia burguesa creada y derivada de la existencia de un Estado burgués, y una democracia proletaria que irrumpe a partir de la instauración del Estado proletario, y se extingue al eliminar definitivamente a la minoría expropiada y su reacción. Un elemento importante que se puede rescatar de la democracia burguesa, es la descripción de un mecanismo polar perteneciente a la estructura del Estado burgués, que se dice del movimiento de un Estado burgués basado en el sufragio universal a otra forma dictatorial que suprime la vía presidencial y parlamentaria. Bajo este mismo modelo, es que el leninismo (siguiendo a Marx) habla de la necesidad de establecer una dictadura del proletariado, para sustituir la dictadura de la burguesía, y evitar y rechazar la reacción contrarrevolucionaria, bajo los instrumentos empleados por un nuevo Estado obrero que se extinguirá al triunfo de la revolución en la realización real de la dictadura del proletariado, en la práctica.

 

 

  1. La conformación del Movimiento de Izquierda Revolucionaria

 

   Paralelamente a la desviación acelerada que se constataba en los partidos tradicionales de la clase obrera de Chile, el pensamiento revolucionario y la honrada tradición combatiente sobrevivían en pequeños grupos constituidos por ex-militantes comunistas y socialistas, por elementos independientes y por militantes trotskistas. La mayor parte de estos grupos terminaron fusionados en Agosto de este año, en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria. (…)

El Movimiento de Izquierda Revolucionaria chileno corresponde a otros movimientos similares que han surgido en países como Venezuela y Perú y es la respuesta histórica a la orfandad en que la tradición de la burocracia reformista ha dejado a los trabajadores. Por eso, algunos indicios poderosos, como la rápida ampliación de sus cuadros en catorce provincias del país y los resultados recientes en las elecciones universitarias de Santiago y Concepción, demuestran que su creación constituye el mejor instrumento que se pone en manos de las masas para encabezar la lucha contra el imperialismo, contra la reacción nacional, contra el reformismo corrompido y por el triunfo de la revolución socialista por las vías de la insurrección armada de los trabajadores.

(Estrategia N°1)

 

Conclusión: Aquí queda claramente establecida la conexión entre su pensamiento político en 1961 y la actualidad del escrito de Estrategia N°1, en tanto reconoce una vez más, el hecho de su lucha contra el reformismo burgués y socialdemócrata, queda de manifiesto en su contraposición de la experiencia del Movimiento de Izquierda Revolucionaria a los partidos tradicionales, como una reafirmación de lo dicho en su texto de 1961, del reconocimiento de la necesidad de posicionar el poder de un frente de trabajadores al frente reformista. El MIR representa la aspiración de la unificación de la izquierda revolucionaria, como medio de poder y plataforma política para la realización de la vía revolucionaria, como partido de vanguardia como medio de destrucción dirigida del Estado burgués y como guía para las masas hacia el camino del socialismo, por medio de la instauración de un Estado proletario tendiente a la extinción.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s