Zonas Autónomas Permanentes. (Hakim Bey)

La teoría de la TAZ(1) intenta ocuparse de situaciones existentes o emergentes, más que del puro utopismo. Por todo el mundo hay
gentes que están dejando o “desapareciendo” de la Parrilla de la Alienación y buscando Formas de restaurar el contacto humano. Un
ejemplo interesante de esto –en el nivel de la “cultura popular urbana” puede encontrarse en la proliferación de redes y conferencias
sobre hobbies. Recientemente descubrí los zines de dos de esos grupos, las Joyas de la Corona del Supremo Alambre (dedicado al
coleccionismo de aisladores eléctricos de cristal) y una revista sobre cucurbitología (La Calabaza). A estas obsesiones se dedica una
enorme cantidad de creatividad. Los diversos encuentros periódicos de compañeros-maníacos vienen a ser genuinos festivales
cara-a-cara (inmediados) de excentricidad. No es sólo la “contra-cultura” quien busca sus TAZs, sus campamentos nómadas y
noches de liberación del Consenso. Grupos autoorganizados y autónomos están brotando entre todas las “clases” y “subculturas”.
Vastas extensiones del Imperio Babilónico están ahora vacías, pobladas sólo por los agentes secretos de los Medios de Masas y unos
pocos policías psicóticos.
La teoría de la TAZ se da cuenta de que ESTO ESTA OCURRIENDO –no estamos diciendo que “debería” o será– estamos
hablando de un movimiento ya existente. Nuestro uso de diversos experimentos –de pensamiento, poéticas utópicas, crítica
paranoica, etc., pretende ayudar a clarificar este movimiento, complejo y todavía en gran parte no documentado, a darle algún foco
teórico y conciencia de sí mismo, y a sugerir tácticas basadas en estrategias integrales coherentes –¡actuar como matrona o como
panegirista, no como “vanguardia”!.
Y así hemos tenido que considerar el hecho de que no todas las zonas autónomas existentes son “temporales”. Algunas son (al
menos en intención) más o menos “permanentes”. Ciertas grietas en el Monolito Babilónico parecen tan vacías que grupos enteros
pueden mudarse a ellas e instalarse. Ciertas teorías, como la “permacultura”, han sido desarrolladas para enfrentarse a esta situación
y sacar todo el provecho posible. “Pueblos”, “comunas”, “comunidades”, incluso “arcologías” y “biosferas” (u otras formas de
ciudad utópica) están siendo experimentadas y llevadas a cabo. Sin embargo, incluso aquí la teoría de la TAZ puede ofrecer algunas
herramientas de pensamiento y clarificaciones útiles.
¿Qué hay de una poética (una “forma de hacer”) y una política (una “forma de vivir juntos”) para la TAZ “permanente” (o “PAZ”)?
¿Qué hay de la relación entre temporalidad y permanencia? ¿Y cómo puede la PAZ renovarse y refrescarse periódicamente con el
aspecto “festivo” de la TAZ?
La cuestión de la publicidad
Recientes sucesos en los EEUU y Europa han mostrado que los grupos autoorganizados/autónomos llevan el temor al corazón del
Estado. MOVE en Philadelphia, los Koreshitas de Waco, los Deadheads, las Tribus del Arcoiris, los piratas informáticos, los okupas,
etc., han sido el objetivo de varios niveles de intensidad de exterminio. Y aun así otros grupos autónomos no son percibidos, o al
menos no son perseguidos. ¿Qué causa la diferencia? Un factor puede ser el efecto maligno de la publicidad o la mediación. Los
Medios experimentan una vampirica sed de la obra de sombra y pasión del “Terrorismo”, el ritual público de expiación, chivo
expiatorio y sacrificio de sangre de Babilonia. Una vez que cualquier grupo autónomo permite que esta particular “mirada” caiga
sobre él, las cosas se ponen jodidas: los Medios intentarán organizar un mini-armageddon para satisfacer su sucia ansiedad de
espectáculo y muerte.
Ahora, la PAZ resulta un bonito blanco inmóvil para semejante bomba inteligente mediática. Asediado dentro de su “compuesto”, el
grupo auto-organizado sólo puede sucumbir a algún tipo de barato martirio predeterminado. ¿¿¿Presumiblemente, este papel sólo
atrae a masoquistas neuróticos???. En cualquier caso, la mayoría de los grupos querrán vivir su duración o trayectoria natural en paz
y calma. Un poco de paranoia natural resulta útil, en tanto no se convierta en un fin en si misma. Uno debe ser astuto para poder ser
audaz y salir con bien. Un toque de camuflaje, una aptitud para la invisibilidad, un sentido del tacto como táctica… podrían ser tan
útiles para una PAZ como para una TAZ. Humildes sugerencias: usar sólo “medios íntimos” (zines, ruedas de teléfonos, BBSs, radio
libre y mini-FM, TV de cable de acceso público, etc.); evitar actitudes confrontacionistas de macho fanfarrón –no necesitáis cinco
segundos en el Telediario (“Policía asalta secta”) para dar sentido a vuestra existencia. Nuestro eslogan podría ser: “Búscate la vida,
no un estilo de vida(2)”.
Acceso
La gente probablemente debería elegir con qué personas vive. Las comunas de “participación abierta” acaban invariablemente
inundadas de gorrones y patéticos payasos hambrientos de sexo. Las PAZs deben elegir mutuamente sus propios miembros –esto no
tiene nada que ver con el “elitismo”. La PAZ puede ejercer una función temporalmente abierta –como albergar festivales o repartir
comida gratis–, pero no necesita estar permanentemente abierta a cualquier autoproclamado simpatizante que pase por ahí.
La emergencia de una economía genuinamente alternativa
Una vez más, esto ya está ocurriendo, pero aún necesita una inmensa cantidad de trabajo antes de que salga a la luz. Las
subeconomias del “lavoro nero”, las transacciones no tasadas, el trueque, etc., tienden a estar severamente limitadas y localizadas.
Las BBSs y otros sistemas de redes pueden ser usados para unir estas economías regionales/marginales (“empresas caseras”) en una
economía alternativa viable de cierta magnitud. “PM.” ya ha esbozado algo como esto en “bolo’bolo” –de hecho existe ya un
número de posibles sistemas, al menos en teoría. El problema es: ¿cómo construir una verdadera economía alternativa, esto es, una
economía completa sin atraer a Hacienda y otros perros de presa capitalistas? ¿Cómo puedo intercambiar mis habilidades como,
digamos, fontanero o destilador de alcohol, por los alimentos, libros, techo y plantas psicoactivas que quiero –sin pagar impuestos, o
incluso sin usar ningún dinero falsificado por el Estado? ¿Cómo puedo vivir una vida confortable (incluso lujosa) libre de toda
interacción y transacción con el Mundo de la mercancía? Si tomáramos todas las energías que los izquierdistas ponen en “manifas” y
toda la energía que los libertarios (3) ponen en jugar a futiles jueguitos de tercer partido, y si redirigiéramos todo ese poder hacia la
construcción de una verdadera economía subterránea, hace mucho que ya habríamos logrado “la Revolución”.
El “Mundo” terminó en 1972
La efigie ahuecada del Estado absoluto se vino finalmente abajo en “1989´char(180). La última ideología, el capitalismo, no es más
que una enfermedad cutánea del Neolítico Muy Tardío. Es una máquina-de-deseo que sigue corriendo vacía. Tengo la esperanza de
verlo disiparse durante mi vida, como uno de los paisajes mentales de Dali. Y quiero tener algún sitio adonde “ir” cuando caiga la
mierda. Por supuesto la muerte del capitalismo no implica necesariamente la destrucción a lo Godzilla de toda la cultura humana;
este escenario es meramente una imagen de terror propagada por el propio capitalismo. Sin embargo, es evidente que el cadáver
soñan te dará violentos espasmos antes de que el rigor mortis se asiente –y Nueva York o Los Ángeles pueden no ser los sitios más
inteligentes para esperar que acabe la tormenta. (Y la tormenta puede haber empezado ya). ¡Por otra parte NYC y LA podrían no ser
los peores lugares para crear el Nuevo Mundo; uno puede imaginar barrios enteros ocupados, bandas transformadas en Milicias
Populares, etc.) Ahora, el modo de vida gitano-Realidad Virtual puede ser una forma de afrontar el desarrollo del fundirse del
Capitalismo Demasiado Tardío –pero en lo que a mi se refiere, preferiría un hermoso monasterio anarquista en algún sitio, un lugar
típico para que los “eruditos” aguanten la “Edad Oscura” (4). Cuanto más organicemos esto AHORA menos problemas tendremos
que afrontar luego. No estoy hablando de “super-vivencia” –no estoy interesado en la mera supervivencia. Quiero florecer.
VOLVAMOS A LA UTOPÍA.
Festivales
La PAZ tiene una función vital, como un nodo en la red de TAZs, un punto de encuentro para un amplio círculo de amigos y aliados
que pueden no vivir de hecho a tiempo completo en la “granja” o la “aldea”. Las antiguas aldeas celebraban ferias que traían riqueza
a la comunidad, proporcionaban mercados para los viajeros y creaban un tiempo/espacio festivo para todos los participantes. Hoy día
el festival está emergiendo como una de las formas más importantes para la propia TAZ, pero puede también proporcionar
renovación y energía fresca para la PAZ. Recuerdo haber leído en algún sitio que en la Edad Media había ciento once días festivos al
año; deberíamos tomar esto como nuestro “mínimo utópico” y esforzarnos para estar aún mejor. [Nota: los mínimos utópicos
propuestos por C. Fourier consistían en más comida y sexo que los que disfrutaba el aristócrata medio del siglo XVIII; B. Fuller
propuso el término “mínimo desnudo” para un concepto similar]
La tierra viviente
Creo que existe abundancia de buenas razones egoístas para desear lo “orgánico” (es más sexy), lo “natural” (sabe mejor), lo “verde”
(es más bello), lo Salvaje (5) (es más excitante). La Communitas (como Paul Goodman la llamó6) y la convivialidad (como la llamó
Ivan Illich) son más placenteras que sus opuestos. La tierra viviente no tiene por qué excluir la ciudad orgánica –la pequeña pero
intensa conglomeración de humanidad dedicada a las artes y los placeres ligeramente decadentes de una civilización purgada de todo
su gigantismo y soledad forzada– pero incluso aquellos de nosotros que gustamos de las ciudades podemos ver motivos inmediatos y
hedónicos para luchar por el “medio ambiente”. Somos biófilos militantes. Ecología profunda, ecología social, permacultura,
tecnología apropiada… no somos demasiado melindrosos con las ideologías. Que florezcan 1.000 flores.
Tipología de la PAZ
Una “religión rara” o un movimiento de arte rebelde puede convertirse en una especie de PAZ no local, como una red de hobbies
más intensa y abarcadora. La Sociedad Secreta (como el Tong chino) también proporciona un modelo para una PAZ sin limites
geográficos. Pero el ‘’escenario del caso perfecto” implica un espacio libre que se extiende en un tiempo libre. La esencia de la PAZ
debe ser la prolongada intensificación de los placeres –y riesgos– de la TAZ. Y la intensificación de la PAZ será… la Utopía Ahora.
1 ‘TAZ: Siglas de “Temporary Autonomous Zone”, Zona Autónoma Temporal. Teoría desarrollada por Bey que este texto amplia.
2 En el original “lifestyle”, término con el que suelen designar determinadas tendencias (como el llamado “lifestyle anarchism”) más
preocupadas por lo cotidiano y lo individual que por lo social, o al menos eso dicen sus detractores, como Murray Bookchin.
3 “Libertario” toma aquí el sentido que se le da comúnmente en EEUU, de anarco-capitalista, con bastante puco que ver (aparte de la
aversión hacía el Estado, al que consideran demasiado intervencionista en la libertad del mercado) con lo que aquí entendemos por
libertario. Durante los años 80 el Partido Libertario alcanzó en EEUU cierta relevancia, llegando a ser el tercero en votos, aunque
muy por detrás de demócratas y republicanos.
4 Con este nombre (“Dark Ages”) se llama a menudo a la Edad Media en inglés.
5 En el original, Wild(er)ness, hablando a la vez de lo “salvaje” y de “Naturaleza en estado puro”
6 En su libro de ese título, escrito con su hermano Percival y publicado en 1947.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s